“Nosotras somos las hermanas Moreno y somos unas regias muy diferentes. No seguimos el fútbol a pesar de que en nuestra ciudad contamos con dos de los grandes equipos de la primera división de ese deporte. No: nosotras somos Beisboleras de corazón. Todo se remonta al año 2007 cuando yo, Xochitl, tenía 10 años y mi mamá me llevó a un partido de Sultanes, debido a que ella trabajaba en el Estadio de Béisbol Monterrey. Fue la decisión más acertada que pudo tomar. Conocí el palacio y me enamoré del deporte. Fueron tantas las ganas de conocerlo que en cuestión de días le aprendí a la pizarra y comencé a transmitir los números a mis papás, con un apoyo muy grato de personas mayores que asistían al estadio. Empecé a entender todo sobre el deporte. Pasaron los días y en ese año el equipo de mis amores quedó campeón. La verdad no tengo palabras para describir lo que sentí cuando les vi campeones de la Liga Mexicana. Solo les puedo compartir que hasta lloré de felicidad y que supe que el amor por la institución sería para siempre. Desde ese año, seguimos el deporte. Es un gusto que ya comparte toda mi familia y es tema de conversación a diario. En el estadio hemos pasado fríos, lluvias, calores intensos, pero nada de eso impide que seamos fieles al deporte y al equipo. Tenemos la fortuna de conocer diversos estadios de la República, y podemos decir, sin duda, que en los parques de pelota se viven experiencias que ningún otro deporte te puede brindar. El béisbol es parte de nuestras vidas. Somos unas hermanas que lo amamos y apoyamos lo más que podemos. Los Sultanes tienen nuestro corazón y nos desvivimos por ellos. Nos encanta cuando los jugadores se toman la molestia de reconocer nuestro apoyo hacia ellos. A lo largo de nuestras vidas lo que más nos llena de orgullo, y sentimos muy bonito, es cuando cada que una persona que nos conoce, ya sean aficionados, jugadores, directivos o amistades nos dicen: ‘son de las pocas mujeres que conocemos que aman el Béisbol y a su equipo’. Sin duda el deporte nos cambió la vida y es muy gratificante todas las anécdotas que nos brinda a diario.
P.D.: ¡Las mujeres también nos apasionamos por el béisbol!”

-Xochitl Moreno y Angie Moreno –