“Vechio”, nueva cara en el staff de coaches de ProBéis

Ago 12, 2020 | Noticias

Marcos Vechionacci es una de las recientes adiciones al staff de coaches de la Oficina de la Presidencia para la Promoción y Desarrollo del Béisbol en México (ProBéis).
El pelotero, nacido hace 34 años en Valencia, Venezuela, radica en Ensenada, Baja California, puerto en el que formó una familia.

Atendiendo la invitación de César Alejandro Márquez, presidente de la Liga de Prospectos de México, Vechionacci ya trabaja en el Estadio de Charros de Jalisco con las próximas estrellas nacionales.

“El año pasado ya me había comentado del proyecto, sin embargo, por algunas circunstancias no me pude incorporar, ahora opté por aceptar la oportunidad y estar presente para ayudar al futuro de México y aportar mi granito de arena de lo que viví en Estados Unidos, Japón y México para que ellos puedan desarrollar y tener más habilidades al momento de su firma”, manifestó.

El sudamericano, añadió que, “no me había tocado compartir con tantos talentos pero en el béisbol nos vamos conociendo y aprendiendo los puntos que podemos implementar para captar a los jóvenes y traerlos”
“Estos programas que está haciendo el gobierno de México son una muy buena idea, debido a que apoya en lo deportivo a los muchachos, los saca de las calles y les abre puertas”, puntualizó.

El ex prospecto de Yankees de Nueva York, quien tuvo como compañeros a los miembros del Salón de la Fama de las Grandes Ligas, Derek Jeter, Mariano Rivera, Jorge Posada, Ramiro Peña, Manny Barreda, Manny Bañuelos y Jorge “Chato” Vázquez en tres campamentos primaverales, es uno de los mentores de bateo.
Previo al inicio de la segunda Ligas de Prospectos de México, Marcos Vechionacci le hace saber a sus pupilos la importancia de “tener una actitud positiva para que sus resultados sean positivos, de no ser así, las cosas no saldrán bien”.

“Hay muchachos que cuentan con las condiciones para despuntar pero a veces no llegan ni a firmar porque pierden esa sencillez que deben tener dentro y fuera del terreno de juego”, asimismo, “deben respetar el béisbol, deporte que a pesar del cambio de algunas reglas, continúa siendo el mismo”, precisó.

 

ANTECEDENTES

Luego de entrenar bajo la mirada de su padre, a los 16 años, Marcos Vechionacci fue adquirido por Yankees de Nueva York, en cuyas granjas, avanzó a Clase AA.

“Gracias a Dios tuve esa oportunidad, siempre me aparecí entre los principales prospectos de la organización y de la liga, pienso que mi trayecto por sucursales fue muy bueno hasta que, en 2008, una lesión me sacó el año completo de la pelota y no me pude recuperar”.

En su país natal vistió las franelas de Navegantes de Magallanes, Tigres de Aragua y Bravos de Margarita.
“Estuve dos años en sucursales de Hanshin Tigers en Japón, donde el sistema de entrenamiento es totalmente distinto al que está acostumbrado el latino, es mucho trabajo, se entrena casi todo el día y hay que estar dispuesto a esforzarse”, recalcó.

Después de pertenecer a Diablos Rojos del México, pasó siete temporadas en Liga Norte de México, con Marineros de Ensenada, Freseros de San Quintín y Algodoneros de San Luis.

X