“Creció en la ciudad de Castaños, Coahuila. Su vida no ha sido nada fácil pero encontró en el deporte una manera de distraerse. El béisbol siempre estuvo presente en su vida ya que en su infancia su abuelo era fanático y colaborador de el equipo de Acereros de Monclova. Ella siempre veía como él se preparaba para ir a trabajar y practicar este bello deporte. Creció viéndolo escuchar por la radio la narración de cada juego. Así que se puede decir que el béisbol siempre ha sido parte de su vida. Ahora ella es adulta, madre soltera de dos hijos y líder o mánager de un equipo llamado Divas que ya logró colocarse en un campeonato de Liga femenil. Se ha ganado el corazón de todas nosotras, su equipo. Es una persona que, a pesar de tener una vida dura, siempre está ahí para apoyarnos, para liderarnos, y ha hecho muchas cosas por cada una de nosotras convirtiéndonos en buenas jugadoras y, sobre todo, en excelentes seres humanos, apoyando siempre a nuestros semejantes. Bueno eso es sólo un poco de ella mi softbolista favorita.”

-Edith, compañera de equipo de Luciana Pineda-