“El béisbol ha sido parte de mí desde que tengo memoria. Quizás no fui la niña pequeña que empezó jugándolo en una liga, pero cada domingo no faltaba una retita con mis primos. Mi abuelo fue mi gran inspiración para adentrarme en este hermoso deporte, ya que me he pasado mis fines de semana desde las 7:00 am en el campo esperando apreciar el juego de los Astros de “Don Panchito” (y llevar su score). Así ha sido toda mi vida. Tanto me gustó este deporte que entré a jugar softbol, motivada por ver excelentes jugadores en mi familia. He encontrado en este deporte a excelentes amigas, jugadoras y entrenadoras. Hoy me sorprende hasta donde he llegado. Puede que no sea la mejor jugadora, pero disfruto estar en el terreno de juego. Y algo que me ha enseñado este bello deporte es que en la vida como en el béisbol hay que luchar hasta el último out.”

-Laura Elena García Plata-