“Mi historia comienza cuando era pequeña. Crecí alrededor de apasionados al béisbol. Uno de ellos fue mi abuelo. Después comenzaron generaciones nuevas en mi familia: mi hermana, cuñado, primas y primos. Es un deporte que me gusta mucho. Me han platicado sobre mi abuelo, que él jugaba y que era muy bueno. Por él quisiera llegar a ser una buena jugadora y formar parte de un equipo. He vivido casi toda mi vida con mi hermana donde cada domingo son juegos de béisbol e incluso entre semana. Me gustaría formar parte de un equipo para que las generaciones en mi familia sigan creciendo como beisbolistas y seguir los pasos de mi hermana, cuñado y abuelo, ya que lo poco que sé lo he aprendido de ellos. Tengo aproximadamente casi dos años que no juego debido a que me cambié de casa y económicamente mi madre no podía con la escuela y esas cosas, pero hoy quiero hacer un comienzo nuevo y seguir dando todo con mi pasión”.

-Keyla Medina Navarro-