“Hoy hace 22 años comencé a jugar en la liga pequeña de béisbol, en mi ciudad natal, San Luis Potosí, gracias a mi abuelo y a mi mamá, quienes desde pequeños nos enseñaron este hermoso deporte. Mi hermano era quien iba a entrenar, mientras yo solo lo acompañaba, pero resultó que prefería mil veces ir por las pelotas, recoger los bats y pasarles los fouls que se iban atrás de las gradas, que jugar con las demás niñas a la ‘mamá y a la hija’. Ahí fue cuando me di cuenta qué era lo que quería. Un día me metí a batear en un entrenamiento y el señor Felipe Flores, quien en ese tiempo entrenaba la categoría de la escuelita, me lanzó la bola y le pegué a lo que me esperaba más adelante. Desde entonces ya no solo fue eso sino que también me dejó entrenar y jugar los fines de semana sin darme cuenta que iba a ser la primera niña que iba a jugar a la ‘pelota caliente’ en una liga para niños. Con el tiempo me dejaron jugar en las demás categorías que se conformaban por La Escuelita, La Moyote, La Menor, La Pequeña y la Mayor. Terminé todas y siempre pertenecí al mismo equipo del señor Antonio Gutiérrez en el equipo de Ferracos. Al pasar el tiempo, más niñas iban llegando y eso era bueno para muchos, ya que se les hacía extraño pero a la vez atractivo que una mujer jugara a la ‘pelota caliente’. Los niños al principio se reían porque para ellos no era normal en ese entonces, pero después de todo me fui ganando el cariño y respeto de cada uno de ellos. A los 14 años dejé de jugar béisbol, ya que en ese tiempo existía una liga para mujeres de softbol a la cual me llamaron para poder participar y representar orgullosamente a mi estado. Fue a partir de ahí cuando comencé una carrera en el softbol y a participar en torneos más grandes, que me hicieron crecer más como jugadora. Actualmente tengo 29 años y sigo jugando. Agradezco infinitamente a mis entrenadores y compañeros con los que compartí el campo desde los siete años, pero sobre todo a mi mamá, mis abuelos y mi hermano que siempre me apoyaron y me enseñaron el amor por el Rey de los deportes”.

-Karolina Gaytán-