“Soy la menor de tres hermanos. Mi padre es un amante del béisbol y jugador activo y mi hermano mayor es otro gran apasionado. Cuando nací, prácticamente me crié en los campos de béisbol, cada fin de semana. Veo el béisbol como una forma de vida y no sólo como un deporte más. En mi casa, el béisbol no es un deporte: es una religión, y siempre he tenido la oportunidad de disfrutar como el hermoso juego que es. Cuando me cuestionan, ‘¿practicas algún deporte?’, me llena de orgullo decir: ‘claro, SOY PELOTERA’. Yo vivo béisbol, como béisbol, ceno béisbol y estoy feliz que así haya sido. El béisbol corre por mis venas; me ha abierto caminos, me ha dado amistad, lección y, claro, también lesiones, que me han marcado en mi trayecto, y que nunca han hecho a un lado el deporte que me ha visto crecer. Soy Karla Judith Hernández Mestizo, tengo 19 años y soy jugadora de béisbol.”

-Karla Judith Hernández Mestizo-