“Desde los 3 años esta niña empezó a integrarse como invitada al béisbol en la Liga Quintero Castañeda ubicada, en Mazatlán, Sinaloa, ya que tanto mi esposa y mi persona nos ocupamos de los tres hermanos que jugaban. Fue entonces que el señor Óscar Ibarra, que era manejador de la categoría Pañalitos, le faltaban jugadores y empezó a pedirle a mi esposa que le prestará a Karinita. Así fue como se empezó a incorporar a jugar todos los domingos, y la verdad nosotros, como padres, no le dábamos importancia a esta niña, pero ella sin pena, sin miedo, ya estaba lista para ir a jugar. Tanto fue el interés de que jugara que la seleccionaron para jugar un torneo municipal, en el que el equipo quedó en segundo lugar y ganó el pase para ir a Tijuana a participar a un nacional. A ése, lamentablemente nos negamos a prestarla porque ya teníamos planes de viajar con dos de sus hermanos. Fue desde entonces que Karina siempre fue seleccionada para participar en torneos municipales, regionales y nacionales, siempre como pitcher, short y tercera base. Y hasta la fecha sigue en sus mismas posiciones ya con sus 12 años cumplidos. A los 8 años empezó a practicar el softbol logrando incorporarse rápidamente con un alto nivel en sus posiciones de catcher, short y tercera base. Fue invitada a participar en torneos locales, estatales y nacionales, entrando a jugar contra jugadoras de más edad y hasta edad adulta, ya que eran selecciones de 2 o 3 años más. Gracias a su nivel lograba ser de las mejores a la defensiva y ofensiva. En 2019 fue invitada a San Antonio Texas con una selección de Culiacán que logró el campeonato. En diciembre participó en un torneo de softbol invitada por un equipo de Culiacán y también inició su participación en su liga de béisbol. Esperemos siga participando y la tomen en cuenta para futuros torneos tanto en softbol y béisbol. Esperamos, primero Dios y llegue a tener más oportunidades en el futuro representando a México.”

-Miguel y Karina, padre y madre de Karina-