“Juego softbol desde los 8 años y esto para mí ha sido mi pasión por mucho tiempo. Ahora soy mánager de varios equipos, entre ellos, de las ‘Mustangs’, conformado por mujeres adultas, y de un equipo de niñas que nos llamamos ‘Catarinas’ de Santa Catarina. El nombre de este último equipo comenzó porque yo tengo dos hijas, una de 20 años que juega con la selección de Nuevo León, y de la cual estoy súper orgullosa, y otra de 8 añitos, que me inspiró para comenzar con el proyecto. Yo veo en estos tiempos mucho futuro en el béisbol y softbol. Comencé el equipo con la categoría de mi hija pequeña, pero con el paso del tiempo comenzaron a llegar niñas desde los 3 añitos y luego personas ya más grandes. Fue inesperado, pero pensé “claro que sí, si yo puedo compartir lo que sé con todo gusto. Y más porque sé que muchas niñas quieren aprender de este deporte que no es común para ellas. De hecho, tengo niñas de muy bajos recursos que le echan muchas ganas y yo las apoyo muchísimo y con gusto. Yo todo esto lo hago gratuitamente y sin fines de lucro. Así seguiré: enseñaré con mucho cariño a la niña o mujer que quiera aprender lo poco que yo sé. Por este equipo han pasado más de 70 niñas y soy tan feliz que mi trabajo dé frutos. Me considero una jardinera que siembra las semillas que después germinan. Y esto está comprobado porque veo a las niñas y sé que son felices, sobre todo cuando ganamos un juego. El año pasado participamos en el primer Torneo de Béisbol femenil en Nuevo León y obtuvimos muy buenos resultados. La foto que les muestro es de este evento. Esto ha sido difícil porque casi nadie apoya estas causas, pero mientras yo pueda seguiré apoyando. Si alguien gusta ayudarme a seguir con esta bonita causa, será muy padre recibir su ayuda. Necesitamos, equipo deportivo (bat, arreos, guantes, ampayeos, pelota, mayas, etc). Sé que con tu apoyo esto será más fácil y que así, juntas y juntos, impulsarnos más este proyecto.”

-Jacqueline Maldonado-