Garibaldi, dedica su tiempo a las nuevas generaciones

Ago 14, 2020 | Noticias

Cecilio Garibaldi Orozco gozó de una exitosa carrera deportiva antes de formar parte del staff de coaches de la Oficina de la Presidencia para la Promoción y Desarrollo del Béisbol en México (ProBéis).

En la Liga Mexicana de Béisbol, el ex lanzador de 43 años, pasó 11 temporadas con Tigres (Angelópolis y Quintana Roo), seis con Saraperos de Saltillo, y unos meses con Olmecas de Tabasco.

En el Pacífico, 11 años defendió los colores de Algodoneros de Guasave, y otros seis perteneció a Mayos de Navojoa.

Me tocó ganar dos campeonatos con Tigres (1997 y 2005) y dos con Saraperos (2009 y 2010).

Señaló el originario de Guasave, Sinaloa.

Entre 1998 y 2004, recorrió las “granjas” de Mantarrayas de Tampa Bay donde compartió terreno con Jorge “Bronco” Cantú.

Los momentos que no se pueden olvidar son los debuts en cada una de las ligas en las que juegas, y la oportunidad que tuve de estar en Estados Unidos en el mejor béisbol del mundo

Garibaldi Orozco, es uno de los instructores que han permanecido firmes desde el surgimiento oficial de ProBéis hace un año.

Por la misma trayectoria, uno entrega el currículum, los directivos valoran, hacen un selectivo de coaches y después de eso te convocan

En cuanto al avance mostrado a través del corto tiempo de vida del programa, consideró que, “conforme han ido pasando los eventos se nota una mejoría, y creo que es necesario aumentar el número de torneos durante el año, en esta ocasión, los tiempos que estamos viviendo complicaron las cosas pero se han visto muy bien los jóvenes”.

 

TRABAJANDO CON LAS NUEVAS GENERACIONES

La clave para despuntar es no querer hacer de más, ya que eso no te permite progresar, las habilidades ellos las traen, es cuestión de pulirlos y que adquieran experiencia para que vayan avanzando.

En el sexto día de pretemporada de la segunda Liga de Prospectos de México (LPM), señaló:

He observado que el nivel de los muchachos es mucho mejor que hace un año

Ahora hubo tiempo de enviar invitaciones a los peloteros de todo el país, sobre todo a los que han sido seleccionados en el programa de detección de talentos que se realizan durante el año, y llegaron mostrando muy buenas herramientas.