ELLAS JUEGAN,
ELLAS SE APASIONAN,
ELLAS SABEN DE BÉISBOL

Historias contadas

Palabras escritas

Diana Flores

Diana Flores

“El béisbol influye mucho en mi vida ya que varios tios y tias lo practicaron en algún momento, al igual que mi mamá aunque no fue oficialmente en una liga, ella lo jugaba con sus hermanos, así que tiempo después ella lo quiso retomar pero ahora en el softbol; yo tenía 9 años cuando la acompañaba a los juegos y me metió al equipo donde ella jugaba en 1era fuerza, un equipo conformado por sus hermanas y cuñadas, las cuales eran muy buenas en el campo, siendo yo la única niña, ahí empecé jugando jardín derecho. Después entré a un equipo de niñas, ahí fue donde jugué distintas posiciones excepto pitcher y catcher, luego anduve en varios equipos hasta que llegue a uno donde el entrenador me dijo que yo tenía la capacidad para jugar el short stop o filder y a partir de ahí esas fueron mis posiciones. Tiempo después mi mamá, mis hermanas y yo formamos nuestro equipo Deportivo Flores en 3era fuerza patrocinado por mi papa. Recuerdo que llegamos a una final la cual lamentablemente perdimos pero aun así subimos de categoría a 2da fuerza. Me invitaron varias veces a formar parte de la selección pero debido a mis estudios no podía acudir a los entrenamientos. Tengo 2 premios por jugadora valiosa y sigo esforzándome por ser cada día mejor. A la fecha tengo 19 años en este bonito deporte y es algo que me encanta hacer y todo se lo agradezco a mi mamá ya que ella fué quien me enseño a jugarlo y quien siempre me impulsa y me apoya. Esta es mi historia, en la cual he pasado por varios equipos y en cada uno de ellos he aprendido cosas nuevas tanto de managers como de jugadoras”

Laisha Gonzalez

Laisha Gonzalez

“Tengo ocho años recién cumplidos. Juego en el único equipo femenil infantil de Tijuana, que lleva por nombre “Medias rosas”. Jugamos en la Liga Municipal de Otay. Juego desde que tenía cuatro años y medio. Empecé en la categoría Zapeta donde quedé campeona en el Juego de estrellas. Ya jugué un nacional en la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, en el año 2019 en la categoría Biberón, donde hice un jonrón con la Selección municipal de Tijuana. He hecho jonrones también en dos juegos en mis 3 turnos al bat. En una temporada que jugué en Biberón hice un total de 13 jonrones. Mi equipo favorito en la Liga Mexicana de Béisbol son los Toros de Tijuana. Mi sueño es representar a México en un mundial y ser campeona. Por eso me estoy preparando, día a día, para cumplir mi meta y representar a mi selección con mucho orgullo”

Angeline Escamilla Jimenez

Angeline Escamilla Jimenez

“Mis inicios en el béisbol fueron a los seis años en la Academia Delfines en Cd. del Carmen, Campeche. Desde muy pequeña conozco los campos de béisbol y softbol, por herencia de mi abuelo, mi papá y mi hermano. Dejé el béisbol por un tiempo pero regresé en 2019, cuando entré al equipo donde juega mi hermano; se llama Tiburones y pertenece a la Liga carmelita. Soy la única niña en el equipo. Por eso agradezco mucho el apoyo de mis padres y equipo. Me siento muy a gusto: me cuidan mis amigos y me han enseñado mucho. Juego primera base y he logrado muchos outs. Entrenamos de lunes a viernes y jugamos los sábados. Tuve la oportunidad de participar en mi primer regional de béisbol en Isla Mujeres. Fue una experiencia inolvidable, sobre todo porque ganamos el segundo lugar. Los domingos juego softbol en una liga femenil. Soy de las jugadoras pequeñas. Estuve ausente por un tiempo, y me arrepiento pues ahora pienso que desperdicié el tiempo al no jugar. Disfruto mucho los juegos. Espero, con ansias, que la situación que vivimos en este momento por la pandemia pase. Necesito volver a entrenar y seguir aprendiendo de este bello deporte que es el béisbol”

Karina Guadalupe Rodríguez Ibarra

Karina Guadalupe Rodríguez Ibarra

“Desde los 3 años esta niña empezó a integrarse como invitada al béisbol en la Liga Quintero Castañeda ubicada, en Mazatlán, Sinaloa, ya que tanto mi esposa y mi persona nos ocupamos de los tres hermanos que jugaban. Fue entonces que el señor Óscar Ibarra, que era manejador de la categoría Pañalitos, le faltaban jugadores y empezó a pedirle a mi esposa que le prestará a Karinita. Así fue como se empezó a incorporar a jugar todos los domingos, y la verdad nosotros, como padres, no le dábamos importancia a esta niña, pero ella sin pena, sin miedo, ya estaba lista para ir a jugar. Tanto fue el interés de que jugara que la seleccionaron para jugar un torneo municipal, en el que el equipo quedó en segundo lugar y ganó el pase para ir a Tijuana a participar a un nacional. A ése, lamentablemente nos negamos a prestarla porque ya teníamos planes de viajar con dos de sus hermanos. Fue desde entonces que Karina siempre fue seleccionada para participar en torneos municipales, regionales y nacionales, siempre como pitcher, short y tercera base. Y hasta la fecha sigue en sus mismas posiciones ya con sus 12 años cumplidos. A los 8 años empezó a practicar el softbol logrando incorporarse rápidamente con un alto nivel en sus posiciones de catcher, short y tercera base. Fue invitada a participar en torneos locales, estatales y nacionales, entrando a jugar contra jugadoras de más edad y hasta edad adulta, ya que eran selecciones de 2 o 3 años más. Gracias a su nivel lograba ser de las mejores a la defensiva y ofensiva. En 2019 fue invitada a San Antonio Texas con una selección de Culiacán que logró el campeonato. En diciembre participó en un torneo de softbol invitada por un equipo de Culiacán y también inició su participación en su liga de béisbol. Esperemos siga participando y la tomen en cuenta para futuros torneos tanto en softbol y béisbol. Esperamos, primero Dios y llegue a tener más oportunidades en el futuro representando a México”

Jocelin Ailin Angulo Camorlinga

Jocelin Ailin Angulo Camorlinga

“¡Hola! Tengo 12 años de edad y soy una niña sinaloense apasionada por el béisbol. A los cinco años comencé a practicar todos los deportes de mi colegio. Un día me llamó la atención el equipo de béisbol de mis compañeros y le pedí la oportunidad al Director de pertenecer al equipo, ya que eran puros hombres. Todos creían que iba a durar poco tiempo en el equipo por ser niña, pero no fue así… Me adapté rápidamente, mis compañeros me aceptaron y siempre me respetaron mucho. Fui aprendiendo poco a poco. Cada día me gustaba más el deporte, me divertía mucho jugando y siempre le pedía a mi papá que jugara conmigo en las noches y me llevara a las cajas de bateo, ¡sobre todo en los miércoles de 2×1! Actualmente me desempeño en el campo en varias posiciones: shortstop, segunda base, pitcher, catcher y jardinera. Soy derecha a la defensiva pero bateo del lado zurdo. Gracias a eso, fui a varias competencias nacionales y locales representando a la selección de mi liga y de Culiacán, Sinaloa. Posteriormente, me mudé a la ciudad de Querétaro, Querétaro, donde estuve entrenando en una liga de béisbol local. Comenzaron a invitarme a representar al estado de Querétaro en torneos nacionales. Entre esos jugué en Ciudad de México donde me invitaron a formar parte de una selección de niñas, para competir en un torneo contra equipos de hombres, demostrando que las mujeres sí podemos: les pudimos dar mucha batalla en cada juego. También, representé a Querétaro en la copa Telmex-Aguascalientes, donde tuve la oportunidad de que me entrevistaran comentaristas de ESPN. Me divertí y logré un buen papel. Después participé en el tryout de detección de talento de ProBéis en 2019 obteniendo un resultado favorable de 4° lugar general en mi categoría. Además, tuve la satisfacción de que me invitaran a participar en un torneo amistoso a la ciudad de Medellín, Colombia, solo que mis papás no pudieron llevarme por su trabajo. Me he enfrentado a muchos retos por ser mujer, pero eso no me ha detenido a seguir luchando por mis sueños, porque me gusta, me apasiona y amo el béisbol. Mis papás me han apoyado siempre, se han esforzado mucho para llevarme a todas las competencias y estar al pendiente de mis estudios. Siempre andamos juntos, mis papás, mis hermanos y yo, somos una familia 100% beisbolera. ¡Viva el Rey de los deportes!”

Camille Escobar Lozano

Camille Escobar Lozano

“Practico béisbol desde los tres años de edad. Mis posiciones son shortstop y pitcher. Hoy, a mis 13 años tengo varios logros. Mi primer torneo Estatal fue a los 3 años en Delicias. Mi segundo fue a los 4 años en Cd. Juárez y mi tercero a los 7 años, nuevamente en Delicias. A mis 8 años fui a mi 4to Estatal en Delicias, a los 9 a mi quinto en Maderas y cuando regresé a Cd. Juárez al 6to Estatal de Williamsport en Delicias. A los 10 y 11 años fui a dos estatales más, ambos en Delicias. A los 5 años fui a mi primer Nacional de Regiones en Chihuahua. A los 6 años, fui a mi segundo Nacional de ligas en Minatitlán, Veracruz y a los 8 años fui a mi tercer Nacional de Williamsport en Tamaulipas. Además de jugar béisbol también juego softbol desde los ocho años. En esta disciplina, mi primer Estatal fue en Camargo. En ese torneo las participantes eran niñas de 12 años y yo era la única que tenía 8, jugando como shortstop. A los 8 años fui a mi segundo Estatal en Cd. Camargo, a los 9, fui a mi tercer en Delicias, a los 10 mi cuarto en Chihuahua y a los 12, a mi quinto en Cd. Cuauhtémoc. A los 8 estaba lista para participar en mi primer Nacional de softbol en la Cd. De México, pero no pude ir ya que no aceptaban a niñas pequeñas. Sin embargo, a mis nueve años volví a ser seleccionada estatal y representé a Chihuahua tanto en el nacional en Puerto Vallarta, Jalisco. Desde entonces participé en tres nacionales más: primero en Mazatlán, Sinaloa, luego, a mis 11 años, en Tampico, Tamaulipas. y, finalmente, en Hermosillo, Sonora, con 12 años de edad. El año pasado, me entregaron el reconocimiento como la mejor bateadora del estado y después en Cd. Juárez me entregaron el reconocimiento de MVP por parte de la asociación de softbol. He participado en el programa de detección de talento de ProBéis dos veces, quedando ranqueada en el top 10. Me siento contenta de que a mis 13 años he tenido todos estos logros, principalmente porque sé que pueden inspirar a más niñas a practicar este deporte. Siento el compromiso de seguir con mis sueños con disciplina, responsabilidad, perseverancia y un entrenamiento constante”

Ximena Andrade Tapia

Ximena Andrade Tapia

“Tengo 10 años y juego béisbol. Empecé a practicarlo a los tres años. Vengo de una familia con mucha tradición beisbolera, pero en la que nunca una mujer ha practicado el deporte. Eso me impulsó a demostrar que las niñas también jugamos béisbol y entré a la Liga maya. Cuando en mi liga introdujeron el softbol empecé a practicarlo también sin dejar el béisbol de lado, lo que quiere decir que soy pionera del softbol de la Liga maya. En nuestro primer torneo distrital quedamos campeonas invictas a tan solo unos cuantos meses de comenzar a jugar. Así fue como nació mi amor por este deporte, porque a pesar de no tener conocimientos ni experiencia pudimos vencer a una liga que ya tenía todo eso. Día a día entreno para ser mejor y demostrarme que no existen límites para poder practicar este deporte tan hermoso que tanto amo”

Perla Robles

Perla Robles

“Mi nombre es Perla y para mí el béisbol es todo un estilo de vida, heredado y por convicción. Tengo más de 25 años entre guantes y pelotas, viendo partidos y jugando… Pero mi historia comenzó así: un primero de mayo se inauguraba el Torneo interdepartamental minero y mamá tenía dolores de parto en pleno campo. Desde ahí todo fue béisbol. A los seis años mi padres decidieron llevarme a jugar ligas pequeñas. Desenvolverme entre niños fue una experiencia única, un parteaguas para seguir con el deporte. He jugado softbol y béisbol. Representar a un equipo y ponerte el jersey siempre serán parte de esas bonitas experiencias, dejando amistades fraternales a donde quiera que vayas a jugar, esos compañeros de equipo que guardan una anécdota contigo dentro del campo, tus hermanos de sudor. Para mí el #26, el número en mi jersey, tiene un significado especial: el orgullo de ser sonorense. Actualmente me desempeño como Coordinadora de un complejo deportivo, el cual yo solía visitar de pequeña con mi papá. Es un lugar al cual le tengo mucho cariño, pues guardo demasiados recuerdos jugando y aprendiendo béisbol de la mano de Ronnie Camacho. Soy entrenadora de profesión; mis colores son el azul y oro de la UANL. Mi estilo de vida me llevó a tomar esta decisión de poder aportar el conocimiento a más jóvenes y niños en este deporte. Aunque hoy mi trabajo es administrativo me encanta la idea de poder ver a esos pequeños en acción iniciándose en este deporte. Lo último en esto, es una colaboración en la Liga Minera de Béisbol; poder llevar a esos equipos fuera de la ciudad, fue extraordinario. El béisbol llegó a mi vida para dejar una huella muy especial como jugadora, como entrenadora y también como persona, pues si me dieran a escoger, volvería a ser mi juego favorito. Me declaro fanática de este deporte por su disciplina y su trabajo en equipo, por conjugar las habilidades de todos y hacer de esto un espectáculo. Gracias a mi familia por siempre darme su apoyo. A mi entrenador de cabecera, papá, muchas gracias. Mamá gracias por impulsarme a construir mis sueños. Y a mi porra oficial, hermana gracias, por no perderte ninguno de mis juegos. ¡Gracias, béisbol, por tanto!”

Diana Angélica Hernández Parra

Diana Angélica Hernández Parra

“Soy Diana, vivo en Toluca Estado de México, y muchas personas me conocen porque jugué basquetbol desde que tenía 8 años. Pero al momento de estudiar la universidad, el béisbol llegó con la chispa de un equipo representativo de softbol donde participé en un par de torneos durante mi vida universitaria. Al término de mi licenciatura, vi que también existía el béisbol femenil y yo me entusiasmé tanto en poder jugar otro Nacional en mi vida deportiva lo que me llevó a viajar a la Ciudad de México… Algo debieron ver en mí, porque pude participar en el Torneo Nacional de 2018 y a partir de ahí nació el amor por este bello deporte. Estoy muy enamorada del béisbol; se ha convertido en parte de mi vida y no cambiaría por nada los fines de semana viajando para poder jugar y las tardes de toda la semana para entrenar y ver hasta dónde soy capaz de llegar. En el terreno de juego, ahora disfruto mucho poder estar en la lomita, algo que le agradezco tanto a mi entrenador Jorge Gutiérrez, como a mi apreciada manager Claudia Montoya. Gracias a él y a ella, que en su momento creyeron y, seguramente, vieron cualidades en mí, hoy puedo estar en lo más alto del diamante disfrutando cada lanzamiento. Con estas grandiosas experiencias, puedo compartir y asegurarles a todas las niñas y mujeres que nunca es tarde para hacer lo que te apasione; que mientras puedas y quieras hacerlo tienes que ir tras tu sueño y disfrutar cada momento de ese camino”