“Tengo 49 años y soy originaria de Monterrey, Nuevo León, México. Desde que tengo uso de razón amo el béisbol gracias a mi padre José Teodoro Montoya Arevalo, ya que cuando él mencionaba a mi madre que se iba a jugar béisbol yo ya estaba muy sentada en el coche lista para ir con él. Al paso del tiempo, a mis 13 años, supe que las chicas podríamos practicar softbol y reuní a un grupo de primas y vecinas para formar un equipo. La primera vez que jugamos nos metieron muchas carreras, pero cuando supo mi padre lo sucedido comenzó a entrenarnos y pronto ganamos nuestro primer campeonato. Continúe jugando, me seleccionaron para representar a mi estado a los 16 años y hasta hoy pertenezco a la selección. Juego en la categoría súper máster, pero cuando piso el campo me siento nuevamente joven y mi corazón palpita a mil por hora. Y es que sencillamente es el deporte de mis amores. También ya he entrenado a niños de béisbol de ligas pequeñas. Por eso y más puedo afirmar que jugar y ver béisbol es mi pasión”

-Elena Montoya-