“Tengo 19 años y soy jugadora de béisbol. Empecé a jugar a la edad de 7 años y medio. Un día fuimos a dejar a mi hermano a su Liga y mi mamá no iba con la intención de inscribirme, pero al ver a una niña jugar, me llamó la atención. Mi madre me dijo que no, que solo era para niños, pero el entrenador le dijo que también podían jugar niñas. Gracias a él me enamoré del béisbol. Participé en varios torneos de ABIJ, ALIJ, Little League y algunos nacionales con el equipo de la Liga Lindavista. Recuerdo que cuando los niños me veían pichear decían: ‘ay, es una niña’. Pero cuando les picheaba cambiaban totalmente su comentario. Recuerdo que a los 12 años una niña me pidió un autógrafo en un nacional. Me puse muy nerviosa ya que nunca me habían pedido eso. Fue algo sorprendente, ya que me dijo que quería jugar como yo. A los 17 me enteré del segundo Torneo Nacional de Beisbol Femenil: participé en el tryout y jugué en el equipo Azul, que llegó a la final, pero no pudimos obtener la victoria. Volví a participar en el tercer torneo con Morelos, pero tuve que retirarme por salud. Espero pronto cumplir mi sueño y poder representar a México en algún torneo internacional”.

-Diana Herrera-