“El béisbol influye mucho en mi vida ya que varios tios y tias lo practicaron en algún momento, al igual que mi mamá aunque no fue oficialmente en una liga, ella lo jugaba con sus hermanos, así que tiempo después ella lo quiso retomar pero ahora en el softbol; yo tenía 9 años cuando la acompañaba a los juegos y me metió al equipo donde ella jugaba en 1era fuerza, un equipo conformado por sus hermanas y cuñadas, las cuales eran muy buenas en el campo, siendo yo la única niña, ahí empecé jugando jardín derecho. Después entré a un equipo de niñas, ahí fue donde jugué distintas posiciones excepto pitcher y catcher, luego anduve en varios equipos hasta que llegue a uno donde el entrenador me dijo que yo tenía la capacidad para jugar el short stop o filder y a partir de ahí esas fueron mis posiciones. Tiempo después mi mamá, mis hermanas y yo formamos nuestro equipo Deportivo Flores en 3era fuerza patrocinado por mi papa. Recuerdo que llegamos a una final la cual lamentablemente perdimos pero aun así subimos de categoría a 2da fuerza. Me invitaron varias veces a formar parte de la selección pero debido a mis estudios no podía acudir a los entrenamientos. Tengo 2 premios por jugadora valiosa y sigo esforzándome por ser cada día mejor. A la fecha tengo 19 años en este bonito deporte y es algo que me encanta hacer y todo se lo agradezco a mi mamá ya que ella fué quien me enseño a jugarlo y quien siempre me impulsa y me apoya. Esta es mi historia, en la cual he pasado por varios equipos y en cada uno de ellos he aprendido cosas nuevas tanto de managers como de jugadoras.”

-Diana Flores-