“No soy una groupie, sólo soy una joven aficionada que encontró su pasión en otro lado. Mi ferviente y convincente gusto por la pelota viene de familia ya que junto a ellos he vivido las mejores emociones de mi vida y esto me ha demostrado que la vida es un juego de béisbol tan incierto y lleno de emoción en cada entrada. Una de las cosas que me ha dejado el gusto por la blanquita son todas esas amistades que con el tiempo se vuelven familia. Mucha gente no entiende mi estilo de vida y bueno, ‘qué culpa tengo yo de tener la sangre roja y el corazón escarlata’. Así es, mi mayor amor es el equipo capitalino Diablos Rojos del México. Nació en el Foro Sol y desde entonces en las buenas y malas siempre serán mis pingos. El poder jugar en algún momento de mi vida me enseñó a ser más comprensiva en todos los aspectos, ya que no es lo mismo ver el juego de lejos que el estar en el diamante dando lo mejor de uno para obtener una victoria. Soy Diabla de corazón, escarlata por pasión y beisbolista por tradición…️ “.

-Daniela Castillo Sánchez-