Criterios para la selección de los participantes de la Liga de Prospectos de México 2020

Ago 15, 2020 | Noticias

Los jugadores invitados a participar en las actividades de la Liga de Prospectos de México (LPM) se seleccionaron pensando en el mejor talento juvenil que nuestro país tiene actualmente en todos los ámbitos y sectores de su béisbol.

La Liga concentra en una sede a los prospectos que ProBéis considera los mejores 120 del país ­­­­—­sin importar su origen— para que formen parte de un escaparate con alcance nacional e internacional, que impulse su talento, de forma inédita, ante cientos de buscadores profesionales y reclutadores colegiales. Por ello, se pone especial atención en la selección de los participantes . Dado que la finalidad es mostrar lo mejor que hay en el país, se analiza la clasificación nacional de ProBéis y se invita a los jugadores que muestran el mejor desempeño en el país.

Nuestro sistema de clasificación, o Ranking ProBéis, es una lista (base de datos) dinámica de jugadores a nivel nacional que se actualiza constantemente durante el año con datos de desempeño registrados en distintas actividades o programas, como lo son el programa de Detección de Talento, el Campamento de Primavera, la Serie Internacional de Prospectos o la propia LPM, entre otros.  El Ranking se alimenta continuamente e incluye cada vez más jugadores, por lo que los resultados reflejados en él en un momento determinado pueden cambiar de un mes a otro, de una semana a otra o, incluso, de un día a otro.

Así, el que un niño o joven aparezca en los primeros lugares de la lista de algún evento local de detección no significa que automática y/o inmediatamente será invitado a la Liga de Prospectos. Incluso el clasificado número uno de un evento local no necesariamente tendrá un lugar.

Si un niño o joven tiene una posición alta en una lista local y aspira a participar en la LPM, debe revisar su posición relativa en la lista nacional y revisar los cambios en la misma conforme se llevan a cabo nuevos eventos de ProBéis y se agregan datos de nuevos jugadores a la base.  Si al momento de realizarse la selección para la Liga de Prospectos, el jugador no tiene la posición mínima necesaria, no podrá tener un lugar.

Entonces, ¿qué ventaja representa el haber sido listado dentro de las primeras 30 posiciones en un evento local? Precisamente, que brinda una idea del talento relativo de béisbol de esa persona dentro de ese contexto local. Si se hiciera un análisis en ese momento del tiempo y se requiriera invitar a jugadores para algún proyecto o evento en el corto plazo, posiblemente su desempeño reflejado en el Ranking o lista de clasificación le ayudaría a ser seleccionado. Pero si en unos meses más se hiciera el mismo análisis, e ingresaran más jugadores en el sistema, tal vez el resultado no sería el mismo.

Aun cuando un jugador no sea seleccionado para un evento específico, como la LPM, el estar en el Ranking ProBéis ya será en sí una gran ventaja: se encontrará en una lista en la que podrá compararse, de manera continua, con miles de jugadores en los ámbitos local y nacional y tener incentivos para seguir esforzándose y buscar asistir a otros eventos de ProBéis donde pueda probarse nuevamente y mejorar su posición.

En ese sentido, para ProBéis es muy importante motivar y exhortar a los niños, niñas y jóvenes a seguir participando en las distintas actividades y programas que se llevan a cabo nacionalmente. En primer lugar, en el programa de detección de talento abierto a toda la población, que sirve como semillero de la LPM pero también de otros eventos como el Campamento de Primavera y diversos torneos nacionales e internacionales, varoniles y femeniles.

Cabe mencionar que el sólo hecho de que un niño, niña o joven aparezca en el Ranking permite que su perfil pueda ser visualizado en el sitio web de ProBéis por cualquier buscador o reclutador, profesional o amateur, en todo el mundo.

En resumen, el estar rankeado o clasificado significa haber ingresado al sistema de ProBéis para ir compitiendo con miles de jugadores a nivel nacional, lo cual sirve de de referencia inmediata para consultar mediciones de desempeño y contar así con una base sobre la cual ir mejorando individualmente, aspirando a subir peldaños en la clasificación nacional.

Con relación al método de clasificación, nos entusiasma compartir que desde el inicio de las actividades de ProBéis en el primer semestre de 2019 se han hecho perfeccionamientos considerables que nos permiten identificar el talento de una manera cada vez más objetiva y realista. Debe señalarse que el análisis y evaluación que se hace hoy es distinto al que se hacía hace un año: ha evolucionado y, posiblemente, seguirá cambiando en busca de mejorar.

Anteriormente, se consideraban las métricas convencionales de evaluación de desempeño en el béisbol —velocidad en las 60 yardas, velocidad de lanzamiento, velocidad de salida de la pelota al batearla, entre otras— sin considerar una ponderación o asignar un peso determinado a estas variables.  Este método clásico arrojaba un puntaje final o valoración de potencial en el que se preferían aquellas variables que tradicionalmente se conocen para, así, clasificar a los participantes.

Hoy, el sistema de evaluación asigna distintos pesos a diversas variables, considerando compensación estadística por edad, para que con la ayuda de la ciencia de datos, aplicada por matemáticos, estadísticos y programadores, se pueda calcular un puntaje global que determine la posición de un jugador o jugadora en el ranking nacional.

Lo anterior es muy útil en el caso de la Liga de Prospectos, puesto que al contar con jugadores de diversas edades, el sistema permite considerar a todos en un solo cálculo tomando en cuenta las diferencias estadísticas entre una categoría de edad y otra y ajustando el handicap o compensación para comparar equilibradamente.

Las distintas variables de desempeño que se consideran incluyen: estatura, porcentaje de grasa corporal, flexibilidad, salto de longitud, agilidad, velocidad de 30  y 60 yardas, velocidad de lanzamiento, velocidad del swing, velocidad de salida de la pelota al batear, habilidad defensiva, pop time, y soltura. Estos resultados también se consideran de manera segmentada por posición, diferenciando entre picher, cácher, jugador de posición y atleta, lo cual permite arrojar resultados para armar los equipos con base en quiénes son los mejores en su respectiva posición.

En ProBéis, invitamos a toda la niñez y juventud a seguir de cerca las distintas actividades y oportunidades para ingresar a la lista dinámica de clasificación nacional. Reiteramos la importancia de mantener su participación vigente y constante en los diversos programas, dada la naturaleza dinámica de actualización del ranking nacional.  De igual manera, se invita a los padres de familia y a las y los tutyores a ponerse en contacto con ProBéis para enviar la información de desempeño de sus hijos.  Si consideran que su desempeño puede ser mejor a los que han sido seleccionados a la LPM con base en lo explicado, consideraremos definitivamente el caso.

Para que el área correspondiente pueda darle seguimiento a cualquier caso se solicita mandar un correo a [email protected] en el que se incluya la siguiente información como archivos adjuntos.

  • Datos de desempeño en las variables que se piden en el comunicado.
  • Fecha de registro de esos datos.
  • Video claro y reciente del joven realizando las pruebas o desempeñándose en su posición principal.

Asimismo en el cuerpo del correo se deberá incluir la siguiente información del prospecto:

  1. Nombre completo:
  2. Edad:
  3. Fecha de nacimiento:
  4. Ciudad de nacimiento:
  5. Estatura:
  6. Peso:
  7. Batea : derecho/zurdo
  8. Lanza: derecho/zurdo

Después de recibir los datos, las autoridades pertinentes de la Liga los evaluarán y considerarán invitar a los padres/madres de familia o personas tutoras para que se presenten en Guadalajara para confirmar la información. En caso de que se decidiera invitar al prospecto a participar en la LPM 2020, es importante mencionar que los gastos correrían por cuenta de las y los interesados.