“Tengo 40 años y soy originaria de Purísima del Rincón, Guanajuato. Un día, común como todos, iba pasando por el campo a caminar, cuando vi a algunas muchachas haciendo ejercicio. Me dio curiosidad y opté por unirme a ellas. Hablé con el entrenador y le comenté que si me podía unir. Él solo me dijo que sí, pero que trajera una ‘manilla’. Me sorprendí y pregunté el porqué tenía que llevarla, y me dijeron que al final jugaban béisbol. La llevé y así fue como comencé a conocer este maravilloso deporte. Al principio le tenía miedo a la pelota pero poco a poco se lo fui perdiendo. Fueron muchos pelotazos recibidos pero pronto me acostumbré. Mi entrenador Ambrosio Velázquez ‘Bochín’ tuvo mucha paciencia y dedicación con nosotras porque nos enseñó todas las reglas y técnicas del béisbol. Siempre fui acompañada por mi hija Ximena. En ese tiempo ella solo tenía 10 años y me la llevaba solamente a acompañarme. Poco a poco yo y mis compañeras la fuimos integrando a los entrenamientos y me sorprendió lo rápido que aprendía y el interés que tenía. Ahora me siento muy orgullosa de ella porque me superó en todos los aspectos y cuando hacemos alguna jugada juntas nos llenamos de alegría. Es un sueño hecho realidad compartir con mi hija este lindo deporte. En nuestra comunidad fuimos el primer equipo: ‘Las cachorras’. Al principio, recibíamos muchas críticas y malos comentarios, sólo por el hecho de ser mujeres y, en mi caso, también por tener la edad que tengo. Pero eso nunca nos detuvo para hacer lo que nos gustaba. Al ponerme por primera vez mi uniforme y entrar a jugar acompañada por mi hija, sentí tanta felicidad y motivación que se me olvidaron por completo todos esos malos comentarios que hacía la gente. Con el paso del tiempo nos fueron aceptando e incluso empezaron a admirar lo que habíamos logrado. Hoy, tenemos dos campeonatos regionales y contamos con una liga de Softbol con 12 equipos, todos integrados por mujeres y niñas de cualquier edad. Así como yo, son varias mujeres que a pesar de su edad se enamoran de este deporte. Conocí este deporte a mis 36 años, lo aprendí, lo practiqué y me enamore de él”

-Araceli Flores López-