“Soy del municipio de Cd. Mendoza en el estado de Veracruz. Desde hace mucho tiempo me gusta el béisbol. Tristemente no vengo de familia beisbolera y de pequeña nunca tuve conocimiento del deporte. Cuando era adolescente, por azares del destino, tuve la oportunidad de jugar softbol porque acompañé a una amiga a su partido y no se completaba el equipo. Ahí fue cuando descubrí que me encantaba y que quería seguir practicándolo. En mi municipio hay un campo deportivo llamado “Esfuerzo Obrero” y no me pierdo los partidos cada domingo, pues mi esposo juega en la liga local. Hace poco que inició el softbol femenil y aunque ya no soy tan joven, tengo la fortuna de pertenecer a un equipo. Juego la segunda base o en el jardín central y es muy bonito vivir la adrenalina de cada juego. Tengo dos niños a los cuales, desde pequeños, les he inculcado el amor por este deporte. Tenemos un equipo en la sub-13, con el cual hemos participado en torneos. Estoy muy orgullosa de mis pequeños y agradezco a Dios por permitirme disfrutarlos y compartir la misma pasión con ellos”.

-Angélica Camarillo-