“El 17 es el número que elijo siempre para mis camisolas. Mi gusto por el béisbol y el softbol comenzó cuando tenía 9 años, cuando mi papá me llevó de visita a la Liga Olmeca y al ver que ahí jugaban equipos de niñas de mi edad le pedí a mi papá que me inscribiera. En esa magnífica liga he tenido la oportunidad de participar con equipos muy buenos con los que he podido participar en diferentes torneos. Hasta ahora la más grande y Williamsport en Portland, Estados Unidos, representando a mi país. Para llegar ahí tuvimos que ganar un nacional en Monterrey y después un campeonato latinoamericano, en Puerto Rico. Fue maravilloso el haber conocido gente de otros países y el haber podido convivir con mis amigas. Ahora, a mis 14 años, puedo decir que sigo preparándome con entrenamientos, para lograr seguir viviendo nuevas experiencias. me despido mandando saludos a todas las peloteras y peloteros”.

-Abril Gómez Terwogt-